Ser Sostenible… en tu alojamiento

Hace poco, y a propósito de la campaña de #BailaporelMar (https://www.bailaporelmar.com), nos preguntaron “¿Qué podemos hacer en nuestro día a día para ser más sostenibles?”. Y realmente eso nos hizo pensar en lo complicado que se hace a veces ser sostenible siendo un alojamiento turístico. La industria del alojamiento tradicionalmente tiene una serie de comportamientos que la hacen bastante contaminante, desde los amenities hasta el uso intensivo de productos de limpieza muy agresivos. Así que aquí va una serie de recomendaciones básicas para compañeros hosteleros que quieren ser más sostenibles. La belleza además de esto es que se puede hacer poco a poco, y que supone siempre un ahorro de costes, al margen del shock inicial que supone cambiar los procesos del día a día.

1. No cambies las toallas todos los días

Como huéspedes y como hoteleros estamos acostumbrados a cambiar las toallas todos los días. Personalmente, no hace mucho, estuve en un hotel que me cambiaba todas las toallas cada vez que entraban a limpiar la habitación. En mi caso, por mucho que lo intenté, no hubo modo de hacer llegar el mensaje de que “voy a volver a usar esta toalla, no me la cambien”.

El beneficio de este cambio es obvio:

  1. Menos gasto de agua.
  2. Menos contaminación de agua con detergentes.

¿Y cómo hacemos entonces con el cambio de las toallas? Fácil, se puede poner un sencillo cartel en el que se explica que si desean que se cambien, que las pongan en el suelo de la ducha. Además, se puede aprovechar el mismo cartel para explicar que esto es una medida de ahorro de agua, un bien escaso y preciado para toda la vida. Estoy segura de que a los huéspedes no les importará.

2. Olvídate de los tradicionales “Amenities”

Botes minúsculos de jabón, gel de ducha, crema de manos… Nos encanta verlos en nuestras habitaciones de hotel, es un símbolo de status, y cuando más caros y de marca, mejor. Pero al final siguen siendo lo que queremos evitar: un uso diario innecesario de envases de plástico que, por su tamaño, no se reciclan y terminan en un vertedero de plásticos (con suerte).

¿Cuál es la alternativa? Productos a granel, en los dosificadores reutilizables ubicados en los baños o en formatos no envasados o envasados en papel. Aquí podemos decidirnos por varias opciones. En Room Mate han diseñado envases cerámicos que rellenan con cremas, geles, etc. Nosotros ofrecemos dosificadores ubicados en las duchas y lavabos. Otros pueden optar por versiones más artesanales, con jabones al corte.

¿Y los cepillos de dientes, peines o gorros de ducha? Se pueden tener en recepción y entregar a petición de los clientes. Igualmente, se necesitan en pocos casos.

3. Utiliza productos de limpieza ecológicos o sistemas de limpieza con vapor

Tu proveedor de productos de limpieza habitual dispone seguramente de productos de limpieza ecológicos. El coste es ligeramente mayor, pero el beneficio para el ecosistema también. Se puede complementar con sistemas de limpieza con vapor (vaporetto) para las manchas o suciedad que más se resisten.

Una vez que comenzamos a trabajar por nuestra sostenibilidad y salgamos de nuestra zona de comfort, más fácil será darnos cuenta de qué y cómo debemos modificar en nuestro día a día.

Y lo más importante, comunica a tus huéspedes los esfuerzos que estás haciendo por ser sostenible, apreciarán tus esfuerzos y serán comprensibles con los “inconvenientes” que puedan surgir.